sábado, 31 de agosto de 2013

Presentación del libro "Diario de Ruta" de Horacio Cárdenas


 Presentación del libro



DIARIO DE RUTA
ENSEÑAR Y APRENDER EN TIEMPOS DEL RENACER INDOAMERICANO
de Horacio Cárdenas
Lunes 2 de Septiembre 19:00 hs. Sala González Tuñón [1º P]
tapa diario
                  de ruta
    El Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini invita a docentes, estudiantes, investigadores y público en general a participar del ciclo de charlas a desarrollarse entre los meses de agosto y noviembre de 2013 en el marco del Encuentro hacia una Pedagogía Emancipatoria en Nuestra América. El próximo lunes 2 de septiembre se presentará el libro “Diario de Ruta. Enseñar y aprender en tiempos del renacer indoamericano”, del maestro Horacio Cárdenas.
    El libro despliega un interesantísimo trabajo de descripción y análisis de las prácticas que el maestro desarrolla cotidianamente en la Escuela Nº 15 del distrito 13 en el barrio de Villa Lugano, Ciudad de Buenos Aires. Allí Cárdenas comparte con el lector una profunda reflexión en torno los procesos de enseñanza y aprendizaje y las formas en las que se vinculan con las complejas condiciones de vida de sus estudiantes. Constituye sin dudas un valioso aporte a la reflexión sobre el carácter emancipador que puede asumir la pedagogía. 
Panelistas: Horacio Cárdenas (autor) – Pablo Imen (CCC/IDELCOOP) – Amanda Toubes (AELAC) – Alumnos y alumnas protagonistas del libro.
Modera: Natalia Stoppani (CCC)

jueves, 29 de agosto de 2013

¿Por qué se encuentra la materia "Filosofía y Educación" en formación docente?


Este segundo cuatrimestre de 2013 comenzamos el espacio de "Filosofía y Educación" con nueva bibliografìa, otros intereses y la inauguración de un blog para ingresar contenidos vinculados con la materia. Algunos de los porqués se encuentra "Filosofía y Educación" en la formación docente para Primaria e Inicial se hallan en los fundamentos del programa y en las escasas informaciones del Diseño Curricular. Vale recordar que esta materia aparece en reemplazo del "Seminario de Conocimiento y Educación", que formaba parte del Plan viejo. Así que, con el cambio de denominación, se trata de una nueva (re)introducción de la filosofía en los planes de estudio. Pero, ahora, más que repetir lo ya dicho en otras partes, quisiera reproducir algunas de las apreciaciones que compartimos en nuestras primeras clases sobre el porqué de está materia. A modo de presentación, vale aclarar que se trata de los diversos comentarios y diálogos con lxs futurxs docentes que, en líneas generales, surgen de la cursada de la materia en los Profesorados del Normal 2 (Acosta), Normal 4 (Zeballos), Normal 5 (Güemes), Normal 6 (Vicente López y Planes) y Normal 11 (Levene). Obviamente que quedan sujetos a los comentarios, modificaciones y revisiones pertinentes. Cualquier tipo de crítica será bienvenida, con el fin de mejorar la comunicación y el intercambio en la construcción de la materia.

La mayoría parte de la idea previa que esta materia se ocupa sobre la reflexión de problemas de la educación. Entre ellos, el del aprendizaje y el comportamiento del sujeto al cual se educa. Claro que, algunxs pocxs, aún no le encuentran un sentido porque no van a tener que enseñar filosofía en primaria o incial. O porque precisarían primero saber qué es filosofía, dado que sobre educación tienen una idea armada más a mano -y que circula constantemente de un modo casi arraigado. Ahora, sobre qué son la filosofía y la educación nos dedicaremos a explayar un poco más nuestra próxima entrada del blog. Por el momento, rescato también otros comentarios, que se basaron en la experiencia de la escuela media con materias afines a la disciplina filosófica (filosofía, formación ética y ciudadana, antropología filosófica, etc.). Ya sea porque tuvieron experiencias positivas, y recuerdan que era una materia "que te abre la cabeza", "te hace flashear"; o también un tanto negativas, dado que en ella "se da muchas vueltas" y "se duda de todo", tornándose muy confuso.

Es verdad que la filosofía no aparece de un modo inmediato en la práctica del docente. En general, sus contenidos lo han relacionado con materias del Campo de Formación General, tales como Pedagogía, Historia social de la Educación, Ética (para primaria). Sin embargo, algunxs de lxs futuros docentes han supuesto que con "Filosofía y Educación" pueden apropiarse un poco mejor de la herramienta para dialogar en clase. Y si bien el diálogo sí está presente tanto en la filosofía como en la escuela (o debería estarlo plenamente), ello no significa que necesariamente haga falta un cursillo de filosofía para ejercitarlo. De todas formas, cabe mencionar que el diálogo aparece ligado curricularmente a ciertas actitudes que precisaría incorporar el docente y que, nosotrxs, podríamos cuestionar -como por ejemplo, que el docente modere las distintas posturas con cierta "neutralidad activa"... Otrxs compañerxs han visto como relevante poder explorar qué hacer con las preguntas de lxs niñxs, la gran matriz indagadora de la humanidad y que, acertadamente, muchas veces se vincula con la filosofía. En otras oportunidades hemos dedicado la materia a cuestionarnos exclusivamente sobre ello todo el cuatrimestre y, tal vez, puedan surgir oportunamente algunas de las conclusiones abordadas.

Pero hasta aquí, la filosofía pareciera ser la estrella del espacio. Por ello resulta válido preguntarse si es así,  y cómo deberíamos tomarla. Es decir, si realmente hay una primacía de la filosofía sobre la educación. Ya sea, por lo menos, porque está primera en el título. O porque, tal como se ha suscitado a partir de algunos comentarios, la educación, en tanto ciencia, se desprende de la filosofía. Es recurrente que muchxs estudiantes de la formación docente reconozcan a la materia simplemente por ser "Filosofía" a secas -incluso administrativamente se la llama así muchas veces. Y aún son escasos los planteos para poner en pie de igualdad a ambas disciplinas. Así que, aunque sea desde este lugar, hagamos el esfuerzo por comenzar un trayecto inverso y veamos qué se genera si lo nombramos (y pensamos) al revés: "Educación y Filosofía".

En fin, hasta aquí algunas breves conclusiones de nuestro primer encuentro. Tenemos ganas de hacer un poco más de lo que se espera habitualmente, en el sentido de tener que solamente "leer para las clases" y debatir -pero siempre y cuando el docente "tenga la última palabra"... Tal como les propuse, nuestras principales expectativas se concentrarán en poder registrar por escrito las reflexiones personales, los acuerdos y exposiciones grupales, los temas dialogados en el desarrollo de la cursada y las conclusiones. Y para acompañar este proceso, me pongo a la par en el ejercicio de escritura. Para que el aprendizaje no nos quede simplemente como un mero repetir de modo mecánico lo que dicen los textos, sino poder pensar(nos) en tanto educadores y durante el intercambio de nuestros encuentros.